Conozca los métodos que emplean los ladrones para robar en casas

Conozca los métodos que emplean los ladrones para robar en casasEs de gran relevancia que los inquilinos de pisos y unifamiliares, y los empresarios que regentan locales, naves o fábricas, sepan qué procedimientos utilizan los ladrones para entrar en los inmuebles.

Desde empresas de Chipiona especializadas en cerrajería, obtendrá información sobre este ámbito. Conozca los métodos que emplean los ladrones para robar en casas. Uno de ellos es el bumping, un procedimiento especialmente peligroso por cuanto compromete la seguridad de sistemas de cerrajería sólidos y resistentes, pero que carecen de un componente fundamental: el cilindro anti bumping.

Los cerrajeros profesionales le informan sobre los modelos de las diferentes marcas. Por otra parte, los ladrones también se sirven del método del impresioning. Es una técnica sofisticada que no todos los ladrones saben llevar a la práctica, pero que si es lograda, supone un gran peligro. Los ladrones fabrican un molde con papel metalizado en el interior de la cerradura. Con este molde se improvisará una copia de llave que dará acceso a la cerradura.

Puede consultar a maestros cerrajeros para conocer las medidas que pueden tomarse para evitar este método. Una de las más eficaces es la instalación de cerraduras electrónicas, sean de combinación numérica, biométricas o de otros tipos. Una característica de estas cerraduras es que están totalmente blindadas y no se activan mediante llave, por lo que no admiten copias ni impresioning. Los métodos violentos de robo para robar en casas, incluyen la burda técnica de la palanca, con la que se destroza el marco y la cerradura.

A veces los ladrones llevan herramientas para romper la madera alrededor de la cerradura. La instalación de puertas blindadas, y especialmente acorazadas, evitaría este tipo de robo. Los ladrones también pueden emplear tarjetas, taladros y otros instrumentos. Cuando ven imposible la entrada por la puerta principal, optan por el método del escalo, mediante el que se encaraman hasta las ventanas para colarse por ellas; les resultaría imposible si las ventanas estuvieras protegidas con rejas.